Municipalidad de Baigorria
La ciudad
La ciudad   |   Historia

La historia de la ciudad (II parte)

Zavattero retoma el relato de los orígenes de la ciudad

En los primeros años posteriores a la fecha de su fundación, eran muy pocas las viviendas ubicadas en el radio urbano, Orsetti compró algunos terrenos y edificó las primeras casas, una frente de la estación de trenes, calle Bs. Aires y Rivadavia ochava sur, otra en Avda. San Martín al 1.000, donde habitó la familia Torti ,y en los años 50 funcionó allí un comercio de ferretería de Don Juan Cesca, aledaño del actual “chalé” que perteneciera a Don Juán F. Secco (hoy están allí los talleres de su empresa); en Avda. San Martín al 900 existe actualmente otra de las primeras construcciones, detrás de un alto muro y frente al transformador de la E.P.E. Esta primitiva vivienda fué habitada durante muchos años por el Señor Tomassini, conocido como el negocio de “Grapa”, bar y talabartería, era un experto artesano en la fabricación de monturas, pecheras, frenos, riendas, y todo lo concerniente a trabajos en cueros, pués en ese tiempo era casi exclusiva la tracción a sangre y la demanda de sus trabajos, era constante. En los comienzos del siglo anterior, se construyeron varios “módulos” habitacionales, denominados “conventillos”, y eran ocupados por familias numerosas de inmigrantes, que llegaban al Pueblo con intenciones de trabajar en los campos como agricultores, pero qué, por diversos motivos al no lograr dicho objetivo, terminaban ocupando esas precarias viviendas, construidas en ladrillos asentados en barro, sin revoque exterior con techos de chapas y pisos de ladrillos; estos “conventillos” tenían varias “piezas”(habitaciones) en línea con una galería que les unía en la parte posterior, un amplio patio, un pozo para la extracción de agua y al fondo del patio un precario baño, “comodidades” estas, que eran compartidas por todos los habitantes de dicho lugar. 

Otra de las familias pioneras que habitaron el incipiente Pueblo, fue la de Don Constantino Secco, afincándose en la zona rural junto a su esposa Rosa, sus hijos Carolina, Vicente, Rosa, Mario, José y Juan. 
De origen Italianos, más precisamente de la región norte del Piemonte. A comienzos del siglo XX se instalan con un comercio de “ramos generales” en la actual esquina sur-oeste de calles Alvear y Avda. S. Martín, allí en un amplio terreno construyen caballerizas para sus animales, un molino, su vivienda y el salón comercial de Almacén y Bar denominado, “Casale Monferato”, nombre del Pueblo Italiano donde provenían. En ese tiempo una hilera de árboles de la especie “pinos casuarinas” bordeaban el límite de su propiedad frente al camino a S. Lorenzo, a la sombra de ellos instalaron la cancha de bochas, utilizadas por los parroquianos que concurrían a “despuntar el vicio”, y una copa en el bar. (continuará)
 
Enviar por mail