Municipalidad de Baigorria
La ciudad
La ciudad   |   Historia

Zavattero cuenta la historia del hospital eva perón

El historiador de Baigorria relata con precisión los acontecimientos históricos de la construcción de un emblema del peronismo de los 50. Foto de la construcción del Hospital

 EL HOSPITAL ESCUELA EVA PERÓN Cumpliendo los primeros 50 años de su inauguración Ya transcurrieron 61 años desde aquellas jornadas donde decenas de trabajadores comenzaron a cavar los primeros cimientos, haciendo realidad la construcción de nuestro Hospital Escuela Eva Perón Cuando en el año 1948 el entonces Gobernador de la Pcia. de Santa Fé, Waldino Suarez, ante un requerimiento emanado desde la Presidencia de la Nación, encomendó a sus funcionarios la tarea de ubicar un lugar preciso, para la construcción de la monumental obra de orden nacional, del futuro Complejo Hospital-Hogar Escuela en cercanías de la Ciudad de Rosario, es posible que haya pensado que tal decisión sería fundamental para que a partir de entonces marcara un “hito”, del antes y después para el futuro inmediato de la región, y en especial nuestro Pueblo. Luego de evaluar distintas zonas posibles en toda la periferia de la Ciudad de Rosario y localidades vecinas, se resolvió que el predio y lugar ideal fueran las 35 hectáreas existentes al norte del Pueblo Paganini. Tal decisión fue determinante al reunir varias razones estratégicas, como ser, la Ruta Nacional N°11, el acceso a la Ruta 34 y la cercana Ruta 9, la importancia que significaba la vecina Estación de trenes del Ferrocarril Central Argentino para el transporte de materiales, si tenemos en cuenta que por esos años casi todo el movimiento de cargas se centralizaba a través de ese medio, el Círculo de Aviación Paganini con sus instalaciones, y un campo apto para el despegue y aterrizaje de todos los modelos y tipos de aviones de ese tiempo, ubicado entonces en el actual Bº Santa Rita. Además la posibilidad del agua potable, energía eléctrica, gas y teléfonos por la cercanía con la segunda ciudad del país, Rosario, y fundamentalmente el terreno que reunía las dimensiones necesarias, ya que el proyecto incluía campos de deportes, piletas de natación, huertas que abastecerían la demanda propia del Complejo, jardines, helipuertos y otros servicios. Dicho campo era propiedad de la firma “Viuda De Lorenzi e hijos”, titulares de una empresa dedicada a la producción de quesos y derivados ,establecida en una localidad cercana a la ciudad de Rafaela, (también se menciona la firma Spirandelli Hnos). El campo era arrendado hasta entonces,por la familia Taborelli, instalada en el lugar con una “chacra”, dedicada casi en exclusividad a la producción de maíz. En el año 1949 dicho predio es expropiado por el Gobierno Provincial,(ley N° 3.610 del 31 de Octubre /49), que en esta oportunidad estaba a cargo del nuevo Gobernador, Ingeniero Juan H. Caésar, cediendo a la Fundación Eva Perón dichas tierras. Las obras a realizarse estaban incluidas en el Primer Plan Quinquenal, Gobierno del General Perón, diseñadas y proyectadas por el Ministro de Salud Pública Nacional Dr. Ramón Carrillo, reconocido sanitarista y motor fundamental en la ejecución de este tipo de emprendimientos nacionales que se construyeron en todas las provincias y territorios nacionales. El proyecto y dirección lo realizó la Dirección Nacional de Arquitectura del Ministerio de Obras y Servicios Públicos de la Nación (distrito Litoral). Año 1950, comienzan las obras que fueron adjudicadas a la Empresa de capitales Franceses “TREFUL”, que a su vez derivó en otros contratistas la ejecución de las mismas. El Hospital fue diagramado con capacidad de 300 camas, y el Hogar Escuela para 1.200 chicos pupilos y medio pupilos. Se calcula en más de 2.000 personas que fueron ocupadas en el tiempo de construcción, como así también varias decenas de camiones “volcadores” para el trabajo de “removido” interno, y el acopio y transporte de materiales desde la Estación de trenes, como cemento, ladrillos, piedras, cal etc. La construcción fue concebida y planificada con un modelo de arquitectura europea, con cielorrasos y techos cubiertos con tejas, algo atípico al modo que se venía implementando en la construcción tradicional de nuestro país. Se utilizaron materiales de primera calidad, este dato lo corrobora el hecho que, superados los 60 años de su ejecución y con un “escaso” mantenimiento del edificio en tanto tiempo, aún perdura gracias a la sólida construcción realizada. La paz y monotonía existente hasta entonces del Pueblo Paganini fue alterada, debido a la nueva actividad que comenzó a desarrollarse, con la llegada de tantos cientos de operarios de pueblos vecinos y distantes de la provincia, en busca del bienestar que representaba un trabajo bién remunerado. Ello repercutió también en el comercio local, que recibió el impacto, siendo favorecidos , surgiendo los primeros restaurantes, casas de comidas, y las “humeantes” parrillas. Recuerdo que una de las primeras abrió sus puertas a fines de dicho año(1.950) en una antigua casa de inquilinato que existía en Av. San Martín entre Sáenz y Alvear (actual cancha de Tenis), iniciativa que concretaron dos recordados vecinos, Domingo Artioli y Teresio Boveri,con sus respectivas familias. Era el tiempo de la plena ocupación y el valor de la moneda, ello hizo posible el comienzo del desarrollo urbanístico de nuestro Pueblo, ya que tantos obreros que trabajaban en la monumental obra, con el correr de los meses fueron aprendiendo el oficio de la albañilería y otros anexos, guiados por buenos “oficiales” de la construcción(que allí abundaban), y con decisión, voluntad y empeño comenzaron a construir su vivienda propia. El Complejo estaba previsto ser inaugurado con la presencia de la Sra. María Eva Duarte de Perón (Evita), tal es así que entre las obras de infraestructura y servicios que rodean el hospital, se edificó una construcción especial (hoy el centro materno) para hospedar en su estadía, quien fuera el artífice de la obra, tan necesaria para la región, pero ello nunca pudo ser, por la temprana desaparición física de Evita ocurrida el 26 de Julio de 1952. A fines de 1954 el Hospital estaba totalmente terminado y equipado, en condiciones de poder ser habilitado. Con recursos de la Fundación Eva Perón, en Abril de 1955 se inició una pre-habilitación, pero el golpe militar ocurrido meses después derrocando al Gobierno constitucional, demoró la plena actividad del Hospital hasta que el Gobierno de “facto” liquidó y expropió los bienes de la ex Fundación Eva Perón. A su vez el Gobierno que sucedió al poder militar, transfirió en 1958 a la Universidad Nacional del Litoral; esta casa de estudios decidió habilitar definitivamente el Hospital un día Lunes 3 de Abril del año 1961. Considero que se determinó fijar esa fecha para celebrar los 50 años del Hospital, porque a partir de la misma comenzaron a funcionar regularmente, todas las áreas y servicios de atención a la salud pública. En el primitivo proyecto de ejecución se lo denominó Policlínico Regional Eva Perón, pero en la habilitación del año 61, las nuevas autoridades lo denominan Hospital Escuela Dr. José M. Fernández ; cuando asume por tercera vez la conducción del Gobierno Nacional Juan D. Perón en 1973, se restituyó el nombre original “Policlínico Eva Perón”. El golpe militar de 1976 cambia nuevamente y lo denomina “Policlínico Escuela Gro. Baigorria”, y por último por resolución N° 1683 del año 1986 del Ministerio de Salud y Acción Social en el Gobierno Provincial ejercido por el Contador José María Vernet se restablece la denominación original de POLICLÍNICO ESCUELA EVA PERÓN. RAÚL ZAVATTERO Marzo 2011
Enviar por mail